Skip to main content

Técnicas de estudio: EL REPASO

Importancia del repaso

A finales del siglo XIX, el psicólogo alemán Herman Ebbinghaus hizo estudios sobre los ciclos del recuerdo y el olvido:

  • En el plazo de 1 día, el porcentaje de olvido es de un 50%.
  • En 2 días es del 70%.
  • En 1 semana es del 90%.

Dado que el olvido se produce de forma muy rápida, el repaso es fundamental.

La curva del olvido ilustra la pérdida de retentiva en el tiempo

¿Qué repasar?

                                                                                     

Nunca debemos repasar los apuntes del tema completo sino solo el resumen y/o esquema que hemos realizado del tema (los repasos, dada la cantidad de materia que normalmente hay en los estudios universitarios, han de ser frecuentes y rápidos).

¿Cuándo repasar? La técnica del repaso espaciado

Se sabe que hay una estrecha relación entre la repetición en el tiempo y la eficacia de la retención. También está comprobado que serán necesarios unos 4 o 5 repasos para que lo que hemos retenido pase a la memoria a largo plazo.

Diversos estudios han establecido la evolución de los datos memorizados que han sido repasados y los datos memorizados que no se han repasado.Según éstos, el repaso espaciado (a intervalos) es el más recomendable:

  • 1er. repaso: al día siguiente
  • 2º repaso: a la semana
  • 3er. repaso: a los 30/40 días
  • 4º repaso y siguientes (si fuesen necesarios según la fecha del examen): distanciarlos cada 30/40 días. El último repaso siempre ha de ser unos días antes del examen.

¿Cómo repasar?

En líneas generales, el repaso consiste en releer lo aprendido y en hacer un esfuerzo de memoria durante unos minutos para recordar, al menos, los puntos principales. Una forma de repasar podría ser la siguiente:

  • Hacer una repetición activa del esquema, resumen, mapa conceptual o la ayuda gráfica que hemos utilizado a la hora de estudiar (poniendo atención).
    • Se aconseja que sea oral para que sea más rápido
    • Hay que intentar hacer un esfuerzo para recordar las ideas principales sin consultar nada
  • Consultar el esquema para comprobar posibles lagunas.
  • Si hemos tenido  fallos o no hemos recordado algo, releer esquemas y/o temas.
  • Repetir de nuevo mentalmente.

 

                               

 

Biblioteca de la Universidad de Extremadura