Skip to Main Content
Parece que está usando Internet Explorer 11 o una versión anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, es posible que vea resultados inespera

Exposición "La huella de Nebrija en la Bilblioteca de la Universidad de Extremadura": Presentación

Catálogo virtual de la exposición realizada en el curso 2022/2023

Nebrija en la Biblioteca de la Universidad de Extremadura

 

Introducción

No decimos nada nuevo si decimos que Nebrija se presenta en España como el debelador de la barbarie medieval; el que pretende arrancar de España la ignorancia en que estaba sumida. Pero sí voy a aportar algo nuevo si recojo alguna cita del propio Antonio, no publicada hasta ahora que yo sepa, en la que pone de manifiesto su preocupación por la ignorancia de los españoles y su deseo de salir de esa ignorancia mediante el uso de la ratio. Una de esas citas es la siguiente. En el libro tercero de las Introductiones, a propósito de praeter, pone un ejemplo de frase, creada sin duda por él mismo, muy significativa a este respecto (1523, fol. LIV v); dice que la preposición Praeter se encuentra en composición, como en praeterlabor, praeteruehor, praeterfluo, y significa siempre prope; en aposición, sin embargo, significa más bien dejar a alguien fuera de un grupo; así cuando dices  omnes sapiunt aut sapere volunt, praeter hispani (“todos saben o quieren saber, menos los españoles”); se entiende que ese “todos” son los europeos, sobre todo los italianos; todos los europeos quieren saber más; los españoles, no. Lastimosa queja de quien se ha entregado a la recuperación intelectual y racional de la lengua; sobre todo de la lengua latina, en la que se encuentra escrito todo el saber de la antigüedad. Es con la lengua latina con la que hay buscar el saber, porque el saber está escrito en lengua latina. Y en Europa saben latín o al menos quieren saberlo. Lo primero es querer saber, cosa que no ocurre, dice Antonio, en España.

De ese querer saber, de esa voluntad de saber, traemos otra cita del mismo libro tercero. Cuando habla de los adverbios dice que Exeunt autem aduerbia in varias terminationes, quemadmodum inuestigare volenti facile apparebit (“los adverbios pueden tener diferentes terminaciones, como quedará claro a todo aquel quiera investigar”). Hay que investigar, pero sobre todo, hay que querer investigar, para saber.

Ese deseo de investigar, de estudiar, que en el caso de Nebrija deja de ser deseo y se convierte en realidad, le lleva a alzarse en modernidad intelectual por encima de los demás. Pues bien, ese estudio, esa investigación desde la razón y desde los textos los lleva a cabo con gran intensidad durante su larga estancia en la corte de d. Juan de Zúñiga en Extremadura.

Exposición virtual

La Biblioteca de la Universidad de Extremadura se suma a los numerosos actos que a lo largo del año 2022 se vienen celebrando en recuerdo del que fue el primer gran gramático y lexicógrafo humanista en España, Antonio de Nebrija. Y lo hace con una exposición bibliográfica.

Es una exposición humilde, porque nos hemos limitado a seleccionar desde los fondos bibliográficos de la propia Universidad. Nuestra Universidad es joven. Sus fondos bibliográficos también. De manera que no podíamos soñar con exponer ediciones de los siglos XV y XVI. De todas formas, el límite que nos hemos impuesto, el de los fondos de nuestras propias bibliotecas, nos va a permitir comprobar hasta dónde han llegado los intereses investigadores de nuestros profesores sobre la figura de Nebrija a lo largo de estos últimos cincuenta años. Y la verdad es que los resultados no defraudan. Se puede comprobar en la exposición.

Está organizada en fases. Hay una primera fase, cuyo contenido es general y otras cinco en las que seguimos las diferentes estancias locales que recuerdan las diferentes localidades extremeñas por las que pasó Antonio a lo largo de su permanencia, durante casi veinte años (1496-1504), en la corte del último maestre de Alcántara, Don Juan de Zúñiga: Gata, Alcántara, Brozas, Villanueva de la Serena y Zalamea de la Serena. Estas localidades constituyen el eje de un amplio territorio que se extendía por el noroeste de la provincia de Cáceres y por las tierras de la Serena de Badajoz.

 

Biblioteca de la Universidad de Extremadura